Una nueva excavación arqueológica en el castillo de Alcalá la Vieja descubre más de 100 metros de muralla de la fortaleza y dos nuevas torres

La última campaña de excavaciones efectuada en los vestigios del castillo de Alcalá La Vieja, situado en las cercanías de Alcalá de henares, acaba de finalizar. Gracias a ella se ha sacado a la luz un tramo de más de 100 metros de la muralla del periodo musulmán y dos torres inéditas desconocidas.

Esta excavación arqueólogica en el castillo de Alcalá la Vieja ha sido financiada por la Comunidad de Madrid. Su dirección ha recaído sobre los arqueólogos Miguel Ángel López Marcos y Luis Francisco López. Según los expertos, estos resultados cambian la imagen que hasta ahora se tenía de la fortaleza.

Los investigadores consideran que las torres y lienzos de muralla sufrieron los efectos del asedio cristiano del año 1118. Los atacantes disponían de una destacable maquinaria bélica, la cual situaron en el cerro Malvecino, lugar desde el que lanzaban los bolaños de piedra sobre el castillo.

Tras su conquista, la fortaleza fue reconstruida y ocupada hasta su abandono definitivo en el siglo XVI. Hoy en día forma parte del extenso Parque Natural de los Cerros de Alcalá de Henares.

Dibujo y reconstrucción del arco de herradura de un de las puertas (Miguel Ángel López Marcos)

Esta última excavación arqueólogica en el castillo de Alcalá la Vieja ha demostrado las debilidades constructivas del castillo. Desde los derrumbes provocados por el asedio de principios del siglo XII hasta las reparaciones efectuadas después. «Las reconstrucciones y refuerzos de época cristiana sólo podían remendar los muros dañados», añade el arqueólogo y restaurador.

Nuevos hallazgos

Otro de los descubrimientos más significativos ha sido el arranque de una gran puerta de acceso a uno de los arrabales de la fortaleza. Los expertos han consolidado los restos aparecidos y, además, han realizado una reconstrucción hipotética del arco de herradura por el que se accedía al castillo.

También se ha identificado en el interior de la torre 5 un pequeño amuleto de época musulmana. Puede haber sido utilizado como «escudo protector» ante asedios.

La dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid tiene previsto continuar con las investigaciones para musealizar el yacimiento. Mientras, puedes descubrir toda la enorme historia que atesora Alcalá de Henares en cualquiera de nuestras visitas guiadas.

Tramo de muralla de la fortaleza de Alcalá la Vieja tras las nuevas excavaciones (Miguel Ángel López Marcos)

Fuente: www.elespanol.com