La exposición Ídolos. Miradas Milenarias, llega al Museo Arqueológico Regional tras el gran éxito cosechado en el Museo Arqueológico de Alicante, donde cerca de 29 mil visitantes disfrutaron de la muestra.

La exposición pretende acercar al público la existencia y significado de los ídolos: expresiones oculadas sobre distintos soportes que forman parte del simbolismo de los grupos reproductores y metalúrgicos de la prehistoria reciente en la Península Ibérica. Una muestra que, a la luz de las investigaciones más recientes, nos acerca las sociedades que las generaron y que se valieron de las mismas para mantener el orden social, invocando al linaje y los ancestros. Estará disponible del 28 de julio de 2020 hasta el 10 de enero de 2021.

Se trata de una coproducción entre el Museo Arqueológico de Alicante y el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, comisariada por Primitiva Bueno Ramírez (Catedrática de Prehistoria. Universidad de Alcalá de Henares) y Jorge A. Soler Díaz (Director de Exposiciones / Conservador de Prehistoria. MARQ). El diseño y arquitectura expositiva ha sido dirigida por Ángel Rocamora y el diseño gráfico es de Luis Sanz. La muestra cuenta con el apoyo de unos potentes audiovisuales, dirigidos por Gustavo Vílchez, donde se presenta la exposición, el proceso de investigación de los ídolos y se evoca su significado. Es posible realizar una visita virtual al montaje del Museo Arqueológico de Alicante haciendo «click» AQUÍ

Reúne 226 piezas procedentes de 20 museos y colecciones de España y Portugal, entre los que se cuentan el Museo Arqueológico Nacional, Museo de Huelva, Museo de Jaén, Museo Arqueológico de Sevilla, Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba, Museo Arqueológico Provincial de Badajoz, Museo de Valladolid, Museo de Prehistória de Valencia, MARQ Museo Arqueológico de Alicante, Museu Arqueològic Camil Visedo Moltó de Alcoy, Museo Municipal de Lorca, Museu Nacional de Arqueologia de Lisboa, Colección ERA y Museo Arqueológico Regional de Madrid.

Acceso a la exposición

En los finales del s. XIX se empiezan a reconocer en España y Portugal figuras antropomorfas de enorme interés, denominadas en la primera mitad del XX ídolos. Se trata de un conjunto mueble de representaciones genuinas y esquemáticas del cuerpo y el rostro humano. De diversa naturaleza y forma, se concentran en la mitad meridional de la Península Ibérica, constituyendo el mejor testimonio de creencias que, entre el 3300 y el 2500 a.C., compartían colectivos del Neolítico Final y el Calcolítico.

Vinculados en su origen a los grandes monumentos megalíticos del occidente de Europa, los ídolos se conciben en la actualidad como una expresión de raíz peninsular que hacen de la representación del sol y de los ojos humanos los motivos más característicos.

La imagen del cuerpo es tan esquemática como sencilla, detallando en ocasiones la cabeza, las extremidades o el sexo. Estos motivos, acompañados de otros geométricos que pueden evocar el vestido, se pintan o graban sobre placas y soportes cilíndricos pétreos, falanges y huesos largos, metales preciosos, madera, cerámicas y también en paredes de abrigos rocosos o de los monumentos megalíticos. Se trata de los primeros descriptores organizados de vestimentas, tatuajes y peinados de los que tenemos evidencia material.

Miradas milenarias pretende ofrecer un repertorio de estas antiguas imágenes y  mostrar cómo conectaban con la realidad cotidiana y el papel que jugaban en las exhibiciones funerarias, acercándonos así a la ideología de los primeros agricultores y metalúrgicos de la Península Ibérica. Desde finales del s. IV y a lo largo del III milenio a.C. las figuritas se conciben como refuerzos del predominio de determinados linajes, como protagonistas de historias, representación de ancestros y expresión de identidades.

Tríptico de la exposición